20 diciembre 2007

Magia: Nada por aquí, nada por allá, un robo por aquí, una cortina de humo por allá

Al analizar una llamada cortina de humo siempre encontraremos tras ella a un personaje ligado a la política, hábil en el manejo del arte escénico, de la palabra y sumamente proclive a convocar periodistas que tienen precio. La cortina de humo, como anuncio novedoso, es recogida por los medios de comunicación para ocultar la crisis en que están inmersos los actores políticos: por ejemplo, el cuestionamiento de la ausencia de un plan de gobierno en los primeros cien días de la gestión aprista motivó al fabricante de las cortinas de humo anunciar la posibilidad de aplicar la pena de muerte (cortina de humo); ésta fue tomada y difundida con bombos y platillos por la prensa asalariada.