22 junio 2010

La verdad para limpiar la casa

En estos tiempos, el periodista debe buscar y difundir información que eduque y coadyuve en la formación de valores y, a la larga, edifique al lector. Este punto de vista es contrario a otro que se sintetiza más o menos en “A la gente hay que darle lo que le gusta”. Precisamente, esta es la función que cumplen El Chino, La Razón, etc., diarios que surgieron durante el periodo del mafioso Fujimori; cada cual, atonta a sus lectores y transmite su fetidez y pus moral por tiempo indefinido a las nuevas generaciones.