22 junio 2010

La verdad para limpiar la casa

En estos tiempos, el periodista debe buscar y difundir información que eduque y coadyuve en la formación de valores y, a la larga, edifique al lector. Este punto de vista es contrario a otro que se sintetiza más o menos en “A la gente hay que darle lo que le gusta”. Precisamente, esta es la función que cumplen El Chino, La Razón, etc., diarios que surgieron durante el periodo del mafioso Fujimori; cada cual, atonta a sus lectores y transmite su fetidez y pus moral por tiempo indefinido a las nuevas generaciones.

Con fecha del domingo, 30 de mayo de 2010, el diario La República presenta el siguiente titular: “Toman Facultad de Ciencias Sociales en la Cantuta”. La molestia que produce es su contenido, el cual expresa medias verdades, como ésta: “Un grupo de alumnos tomaron desde el miércoles 26 el pabellón A de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de dicha casa de estudios para solicitarles a las autoridades universitarias y al Estado la construcción de una residencia para varones….”
De haber hurgado con minuciosidad, el diario La República habría descubierto que parte de los alumnos de la Facultad de Ciencias Sociales escuchan clases en el pabellón A, que fue construido para albergar a las alumnas de provincias; es decir, el recinto tomado por los alumnos el 26 de mayo era tiempo atrás el internado de damas. En tal sentido, vaya la crítica a los dirigentes gremiales que no aprovecharon la ocasión para informar a los hombres de prensa que:
1) los alumnos de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades reciben clases en los ambientes del pabellón A, que entre 1970 y 1977 cumplían funciones de ducha, servicios higiénicos y dormitorios;
2) parte de los alumnos, que tomaron el pabellón A, el 15 de mayo fueron desalojados brutalmente del pabellón E4, asignado a ellos por el rector Juan Tutuy el 23 de junio del 2006, mediante oficio 0189-2006-R-UNE. Para tratar el problema de la vivienda estudiantil, la autoridad pudo poner el caso en la agenda de cualquier Consejo Universitario e imponer a su amplia mayoría de consejeros a dejar sin efecto el oficio, en mención, mediante otro de igual o mayor jerarquía: esto, si la autoridad hubiese tenido la intención sana de desalojar pacíficamente a quienes ocupaban el pabellón A. (¿Por qué optó por la fuerza bruta en horas de la anoche o se trató, en el fondo, de inaugurar a sus matones, señor rector?);
3) el grupo desalojador, integrado por aproximadamente 80 alumnos, contó con el apoyo de los vigilantes y la policía: los primeros se encargaron de asegurar con cadena los portones y poner el respectivo candado; y los segundos espectaban desde los exteriores del recinto todo cuanto ocurría;
4) de la residencia de docentes fueron desalojados sólo los alumnos que cuestionan la ineptitud de las autoridades y condenan las corruptelas en que ellas están inmersas;
5) los alumnos del Tercio Mayoría habrían recibido más de S/. 9 000,00 para dar la bienvenida a los alumnos ingresantes de 2010;
6) los alumnos que ocupan parte de la vivienda que perteneció al profesor Narciso Fernández Saucedo (trotskista) no fueron desalojados… ¿por qué?
De igual modo, para los medios de comunicación, entre ellos La República y “RPP”, que informaron sobre la toma del pabellón A, no es noticia lo siguiente:
1) la denuncia contra los miembros de la CORUNE (servil comisión interventora durante la dictadura fujimontesinista): Yolanda Cano de Canales, Doraliza Tovar Torres, Alfonso Ramos Geldres (en el Primer Juzgado Penal del Cono Este, según expediente 311-97);
2) lo acaecido durante la gestión de la CORUNE (1995-2000), en cuyo período supuestamente ganó una plaza en el “Concurso Público” de 1997 el señor Juan Tutuy Aspauza;
3) la indiferencia —ya lindante con la complicidad— del rector, los vicerrectores, el presidente de la ANR y el procurador del Ministerio de Educación en lo que toca al mencionado expediente 311-97 porque hasta la fecha, en flagrante incumplimiento de sus deberes, no se han constituido en parte civil;
4) la irregular inscripción del grado de Doctor del señor Juan Tutuy en la ANR, durante el período del mafioso Paredes Canto, sin previa inscripción de su grado de Magíster, como manda la Ley Universitaria;
5) si el señor Juan Tutuy adjuntó a su grado de Doctor el certificado de estudios como corresponde presentar a los que han estudiado en universidades extranjeras;
6) la denuncia, sin resultados, en la Delegación Policial de Chosica por los frecuentes robos que se suscitan en la UNE;
7) no contentos con haber destruido en Pregrado la calidad académica mediante corruptos y engañosos “cursos de titulación” que permiten egresar de nuestra alma máter profesores mediocres y contribuyen a agravar el problema del bajo nivel del sistema educativo peruano, ahora pretenden extender, previo pago de S/. 2 500.00, al Postgrado esa denigrante modalidad de graduación que, por eludir el requisito de tesis, aleja a profesores y alumnos de una de las tareas fundamentales de toda universidad, que es la investigación;
8) el rumor de que “el rector ha perdido su camioneta valorizada en aproximadamente 10 mil dólares”;
9) los montos extras que cobran las autoridades, aparte de sus respectivos sueldos.
Rasgos como los mencionados son indicadores de que estas autoridades mercantilistas y mediocres, debieran estar en cualquier otro campo, menos en la Educación, porque, lejos de pensar en el retorno a los Planteles de Aplicación, a experimentar metodologías y proponer alternativas de solución al sistema educativo, en crisis, estos incapaces plantean la diversificación, con el claro objetivo de alejarnos totalmente de nuestra tarea de formar educadores. ¡Imbéciles! Porque la vocación de maestro no les es inherente, estos opas en Educación gritan a los cuatro vientos “¡Diversificación!”; y para ello compran conciencias y arman listas de tercios serviles; muy dispuestos a la acción violenta si se tratara de desalojar a golpes a sus compañeros y acallar voces que gritan “¡Moralización!”
En este contexto:
Si los corruptos persistieran en su deseo de controlar totalmente la universidad y mantenerse por tiempo indefinido en el poder, será por culpa nuestra; sobre todo de los que egresaron de la Cantuta y ahora ya ostentan los grados de Magíster y Doctor, quienes, lejos de ejercer liderazgo, actúan de vergonzantes segundones, serviles, de alguien que es “doctor” sin tener el grado previo de Magíster; sociólogo; pero no, educador.
El terror de imaginarse frente a los alumnos de la Educación Básica les escarapela la piel cuando en las Asambleas Universitarias el Tercio Minoría plantea la importancia de virar hacia lo que era la esencia de la UNE; es decir, retornar a los Planteles de Aplicación para extraer nuevas teorías tras la práctica en las aulas de la Educación Básica. Ése es el camino; con el ejemplo nos lo trazaron los maestros que gobernaron nuestra Cantuta hasta febrero de 1977.

1 comentario:

nicol dijo...

Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo.