26 abril 2011

Segunda vuelta y última oportunidad

Mediante esta vía, cumplo con el deber moral de divulgar mi punto de vista en torno a las elecciones 2011 y expresar mi apoyo al candidato Ollanta Humala, previo a la Segunda Vuelta, con la esperanza de que lo opinado y sustentado cree conciencia, avive la llama de la memorable Marcha de los Cuatro Suyos y, también, impulse al lector a optar igual actitud sufragando contra la candidata de los ladrones y asesinos de corbata y ametralladora, que gobernaron el Perú, y ahora, ansiando libertad, cada quien desde la celda, pautan y digitan la campaña política de la que fue Primera Dama, testigo y encubridora de las fechorías cometidas por su padre y por su tío Vladi.